NO A GASOLINAZOS

¡ A S Í          E S !

Por mario NORIEGA VILLANUEVA

NO A GASOLINAZOS

Como slogan de su campaña a la presidencia de la República. Andrés Manuel López Obrador, se cansó a lo largo y ancho del territorio mexicano que al arribar al cargo, no habría más gasolinazos y en los primeros meses de su mandato, ¡dale! Se vinieron  autorizando los aumentos al combustible. El impacto que esto tiene, es el incremento en los precios de los productos de la canasta básica, si bien no al transporte público, porque a ese sector lo han tenido maniatado, sí a todo alimento y eso es mucho peor, pero tampoco ha habido reacción verdadera porque los reclamos, no han pasado de meros gritos y plantones o marchas, nada que no se sepa el jefe del ejecutivo, maestro en esas cuestiones.

Se ha intentado frenar todo esto pero ninguna acción en concreto se ha organizado porque el pueblo, el que votó –los más pobres–, no están organizados ni saben qué hacer, qué caminos tomar, y les es más fácil acepta las limosnas que bimestralmente le dan, para obligar al Presidente a cumplir con sus promesas de campaña. Le tronará el cuete en el 21 seguramente. Porque ya muchos de esos más de 30 millones de votos, ya no van a ser para MORENA, mucho no para él, porque ya no será candidato a nada.

Ahora, cuando ya se ejecutó otro gasolinazo, el Presidente se atreve cínicamente a afirmar que ya no habrá gasolinazos. Con este que se aplicó hace pocos días, que hizo llegar la gasolina Magna –la más barata–, a 19 pesos y no tardando costará 20, quizá antes de que concluya el año pero con todo cinismo se atreve a decir que suceda lo que suceda por la crisis acrecentada por la pandemia, no habrá más gasolinazos y sinceramente, no hay quien le crea pues ya lo están conociendo en toda su mendacidad, dado que se atreve a afirmar que “desde que llegamos al gobierno, decidimos no aumentarlos precios de los combustibles. Hemos cumplido”, sí Chucha y que van a continuar en esa actitud.

Pero los aumentos han servido para que los grandes empresarios, aun cuando los aumentos se frenaron y hasta bajaron una temporadita los precios de los combustibles, para incrementar los precios de los productos básicos lacerando el presupuesto de la familia mexicana, sobre todo, la que menos tiene, pues aceite, huevo, frijol, arroz y todos los de consumo necesario, semejan productos para platillos de reyes, por lo caro que se cotizan.

Si Andrés Manuel López Obrador, quiere recuperar un poco de la simpatía con la que arrasó en la elecciones del 2018, tiene que ser verdaderamente honesto y dejarse de decir una cosa y hacer otra que flagela al pueblo. O se es o no se es. ¿No creen ustedes? Sugerencias, cíticas y comentarios: marionv8@hotmail.com