¡ A S Í E S !

Por mario NORIEGA VILLANUEVA

VANGUARDIA

Veracruz puede ir en los primeros lugares en muchos aspectos negativas, como seguridad pública, desarrollo social y económico, incluso liderando el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, como el peor gobernador de los 32 –apenas dos o superan–, estados dela República, pero seguramente le ha de enorgullecer al jefe del poder ejecutivo estatal que nadie le dispute el primerísimo lugar en secuestros, según la información que proporciona la organización Alto al Secuestro Veracruz.

No es la primera vez en que ocupa tan privilegiado sitio en este  tan deleznable aspecto, que integra uno de los que más preocupan a la sociedad dentro del aspecto de la inseguridad, pero que al parecer le es indiferente tanto al gobernador como al responsable de la seguridad pública en el estado, porque o definitivamente son ineptos, no pueden ni tienen la capacidad suficiente para implementar estrategias que detengan esta incidencia y les vale un comino que muchas familias sufran por las desapariciones de algún familiar.

15 casos que son muchos en un mes. Alto al Secuestro tiene sus estadísticas y en el mes de julio tan solo, se registraron 15 casos, lo que significa un incremento  a nivel nacional, del 3.3 por ciento si bien hubo una reducción del10.5 en el número de víctimas y un aumento del 28.4 en el número de detenidos, Veracruz, a a la vanguardia en el número de secuestros y eso de ninguna manera habla bien de ninguna manera, del gobierno de Veracruz.

Del mes de diciembre del 2018 a julio del 2020, Veracruz es el número uno en secuestros con 607 y eso  es denigrante para un gobierno que presumió servir con todo a los veracruzanos pero que ha hecho totalmente lo contrario y por eso es que no levanta en sus preferencias y ciertamente debemos aceptar aunque duela porque es de Poza Rica Cuitláhuac García Jiménez –aquí quedó su ombligo–, pero como ya lo dijeron a nivel nacional, significa un lastre para el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien embargo, se niega a dar su brazo a torcer.

Y eso se manifiesta porque cada vez que habla de él, aquí en el  estado habla de que es un gobernador honesto, lo  que el pueblo de Veracruz, cuestiona mucho porque si se hiciera alguna encuesta, sería uno de los primeros en corrupción impunidad y traidor a los postulados que AMLO pregona. Ya veremos cómo se van dando las cosas para después de diciembre y se sabrá si los veracruzanos quedarán condenados a soportarlo todo el sexenio. Sin embargo, antes de que sucedan  cosas que no le agradarán al “gober bailador”, puede y debe empezar a aplicarse para no seguir haciendo el ridículo y de paso. Seguir clavando en las preferencias a quien lo llevó al poder.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com