¡ A S Í E S!

Por mario NORIEGA VILLANUEVA

NI UNA MÁS

La frase que es la exigencia de grupos de mujeres que quieren ver frenada la ola de violencia y crímenes contra las féminas: “Ni una más”, no solo no se escucha a juzgar por los resultados que lejos de disminuir los atentados, más parece que enardeció, enfureció y volvió más encarnizados a los homicidas, porque en todo el territorio nacional, Veracruz y Poza  Rica –región–, en particular las estadísticas aumentan escandalosamente.

No hay día que pase, en diferentes localidades del país, del estado y la región norte,  sin que suceda uno o más crímenes contra exponentes del sexo antes débil, hoy a la par con los derechos de los hombres, de los cuales los medios principalmente televisivos y virtuales, den cuenta con amplitud de detalles porque están más interesados en no solo conservar, sino aumentar su rating con el escándalo, al que muchos de los grupos de féminas, se ha prestado en su desesperación por el reclamo de justicia y en una inútil exigencia a los gobiernos federal, estatales y locales.

No por algo Olga Sánchez Cordero, la   secretaria de Gobernación del gabinete federal, ha puesto en evidencia a quien el gobernador “honesto” del presidente Andrés Manuel López Obrador, el pozarricense Cuitláhuac García Jiménez, difundiendo que prácticamente la fiscal general estatal, Verónica Hernández Gadiáns, es un cero a la izquierda en labores de impartición de justicia, porque desde que finge que no funge, como tal, no sea investigado una sola de las múltiples desapariciones forzadas de féminas y también de hombres.

Los diferentes grupos delincuenciales han encontrado su jauja en Veracruz, porque como decíamos al inicio del comentario, “ni una más”, parece haber encabritado  a los exterminadores de mujeres, por las condiciones tan a modo que se les ha permitido operar en este estado. Y no se deben menospreciar las declaraciones de la titular de la SEGOB, porque ni la más mínima comparación se puede hacer –sería una grosería–,  de conocimientos, experiencia y vocación de servicio, con la novata fiscal de Cuitláhuac García Jiménez. En la senectud y todo, pero por algo AMLO la llamó a ser su brazo derecho en el gobierno federal.

Definitivamente, la ingobernabilidad existente en Veracruz, por ineptitud o porque así conviene a los intereses  del pozarricense y sus compinches, mantiene al estado en manos de la delincuencia organizada, según se manifiesta.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com