¡ A S Í E S !

Por mario NORIEGA VILLANUEVA

VACÍO DE PODER

Hipólito Reyes Larios, arzobispo de Xalapa, no se anduvo por las ramas y tronó contra el gobierno estatal –la pedrada llevó también la dirección a palacio nacional–. Sin decirlo abiertamente pero sus declaraciones califican los hechos vandálicos sucedidos últimamente en la capital del estado, ubicándolo como un “vacío de poder” del gobierno de Cuitláhuac García Jiménez. Una horda de delincuentes como ya todos sabrán, provocó daños por muchos  millones de pesos porque no solo robaron, sino destruyeron inmuebles como el templo expiatorio –lo que más le duele al jefe de la iglesia, porque ya es la segunda ocasión que eso sucede producto de un acto de esta naturaleza–, pero nadie se hace cargo de la reparación de esos daños a todos y cada uno de los empresarios que resultaron afectados con «esto que atenta contra el estado de derecho, porque además van contra terceros, contra personas que no tienen nada que ver”, en los reclamos de esos vándalos quienes “actuaron con toda impunidad”.

La reacción de Reyes Larios, vino después de que una reunión sostenida entre el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, el secretario de gobierno, Eric Patrocinio Cisneros y el alcalde de la ciudad capital del estado, quienes sin embargo, ni siquiera se preocuparon por quién pagará los daños, es más como que les valió pura “ma…rgarita” porque dijeron que “quien quisiera podía presentar denuncias ante la Fiscalía pero hasta ahí quedó todo», externó el arzobispo, durante la homilía del domingo pasado,  lo que refleja un total “vacío de poder”.

Agregó desde el pulpito “Todo lo hicieron con absoluta impunidad, con toda tranquilidad y para variar, otra vez destruyeron nuestro templo expiatorio, y nadie los detuvo” y denunció “Eso es una permisión demasiado amplia. Proceden con toda impunidad porque saben que no les van a hacer nada. Ni pagan a su culpa ni resarcen los daños que causan”, decía con gran indignación Reyes Larios, ante el descaro, el importanadismo que mostraron los funcionarios estatales y el  municipal.

Preciso expuso que la agresión, se les salió de control destrozando muebles comerciales y religiosos”, amén del saqueo impune realizado, sin que ningún cuerpo policíaco interviniera para frenar esa bárbara manifestación de vandalismo. Finalmente señaló que “permitir  destrozos y hechos violentos contra terceros de ningún modo es buen ejemplo para nadie”.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com