¡ A S Í          E S !

Por mario NORIEGA VILLANUEVA

CUIDATE

Las  medidas que el cabildo de Poza Rica ha puesto en vigor si bien no son del todo acertadas si pudieran haberse puesto en vigor desde hace un tiempo atrás para no dejar que la parálisis económica llegar al grado de hacer  prácticamente un pueblo fantasma, merced al temor desmedido al coronavirus COVID 19, con todas las prevenciones a que el momento obligaba y sigue obligando  cada vez más por muchísima desinformación que al  respecto se  vierte hasta el pánico que provocó en la población.

Hoy ni esta ciudad ni México entero estuvieran tan espantados, si se hubiese realizado una cruzada de orientación directa a los distintos sectores de población desde el momento en que se supo el riesgo que provocaba el brote en China y cómo avanzaba el mal que pronto se convirtió en la pandemia del siglo. Cuánto daño y cuánto desequilibrio económico  y psíquico –con todas sus demás consecuencias–, ha causado al grado de tener a países como México, en una crisis sin precedente que van a pasar muchos años para superarla y eso si los gobiernos futuros con el conocimiento de causa, aplican políticas acertadas particularmente en lo económico y de salud. Con este, se llegó al momento más difícil de la nación y ojalá se aguanten los embates de una política de capricho, venganza contra un sistema que ´parece hacer muerto, sin importar que el daño se causa a todos los mexicanos, inclusive a los dueños del dinero y pese a que sus más grandes capitales los guardan en bancos de otros países.

Haber abierto el centro hace apenas unos días, fue un poco tarde, porque el daño ya está hecho y los pozarricenses ya agotaron todos sus “guardaditos”, aquellos que lo pudieron hacer y quienes no, están empobrecidos y sin recursos para mal sobrevivir, en tanto  que los empresarios de productos básicos, se enriquecen y dan rienda suelta a sus ambiciones por ayudar a empobrecer más al pueblo abandonado por instituciones como la encargada proteger que no se abuse con los precios, pues de marzo para acá, hay productos que han incrementado su costo algunos hasta casi el 100 por ciento como el azúcar, el aceite, las sopas, ni se diga las verduras y la fruta que es artículo de lujo de hecho.

Si se hubiese orientado a tiempo a la gente, creándole además, conciencia de solidaridad para que practicaran los dichos “cuídate y cuida a tus semejantes”, usa su cubre bocas, el gel y los sanitizantes, guarda la sana distancia, así como las prácticas higiénicas como el lavado de manos continuamente. Evita las concentraciones de gente, las cosas habrían sido quizá, más llevaderas y seguras.

No  tendríamos los casi 70 mil muertos, ni los 652,364 casos confirmados.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com