¡A S Í          E S !

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA

JAUJA

Bueno, sí el gobernador en su comparecencia ante la Cámara de Diputados Locales con una aplastante mayoría de MORENA, dice que Veracruz se transforma y va hacia adelante, pues habrá quienes le crean pero júrelo que será con demasiada reserva porque la realidad la viven y tienen que soportar los veracruzanos. Solo los merolicos en el congreso veracruzano que aprobaron todas y cada una de lo que el pueblo considera mentiras, lo aplaudieron y hasta se tomaron la foto con él riéndose.

Lo que viven los veracruzanos es otra cosa mucho muy distinta al Veracruz de jauja que él y sus corifeos legisladores, que tienen obligación de aplaudirle porque les pagan buenos salarios por afectar a sus paisanos, pero ya estarán  abajo en gayola y entonces pensarán mejor las cosas y verán que “se hicieron en la nica”, al aprobarle todo lo que les mandó Cuitláhuac y que la Suprema Corte de Justicia de la Nación,  se los rebotó porque hasta para cumplir con su compromiso de verdaderamente legislar, ignoran.

Que no ha dejado endeudado al estado, es porque seguramente los bancos le donaron los miles de millones de pesos que solicitó en préstamo y los préstamos aquí y en China, se pagan y con los intereses que generan. A los banqueros no les importa que todo un estado se perjudique con eso, lo único que les importa es cobrar los intereses que les representan jugosísimas ganancias.

Que la concesión de obras sin observar la ley es válida, pues eso si fuera así correcto, no lo hubiera dicho la secretaria Mercedes Santoyo, Contralora General del estado, a la que el secretario de finanzas y planeación, José Luis Lima Franco, quien al parecer ha resultado ser “hijo de tigre, pintito” –su padre es Genaro Lima Román, uno de los más nefastos dirigentes obreros que Poza Rica ha tenido–, se le tiró con  todo en defensa desde luego del gobernador por quien está en el puesto que por algo desea aferrarse.

Que ha habido obra, no se puede negar, pero ha sido de una tan mala calidad que varias, han presentado fallas garrafales en los primeros meses después de construidas. Aquí tenemos el primer tramo del bulevar al Tajín, donde un tramo tuvo que ser reparado porque se tronó la losa, y así por el estilo en otros lugares ha habido otras. O bien que han sido con costos inflados. Pero si Cuitláhuac dice que todo va bien, no estuviera con los índices de aceptación por los suelos, desde que asumió el cargo.

Sugerencias, críticas y comentarios: marioinv8@hotmail.com