La salida del pésimo operador ciber-calumniador y la entrada de un ladrón en la FGE

Entre lo utópico y lo verdadero

Por Claudia Guerrero Martínez

19 de febrero del 2021.

La salida del pésimo operador ciber-calumniador y la entrada de un ladrón en la FGE

**Al ser despedido Jair García González, dos horas después, comió en un restaurante con el abogado defensor de Arturo Bermúdez Zurita.

Tuvimos la exclusiva, de la salida de Jair García González, como Coordinador de Comunicación Social de la Fiscalía General del Estado. Y nos dio mucho gusto, pues en  toda su gris gestión, se dedicó a atacar a periodistas críticos, olvidando la ética y contribuyendo al ego de su jefa, Verónica Hernández Giadans, al sólo publicar imágenes posando la frustrada “Miss Santiago Tuxtla” y nulo trabajo ministerial, ni detenciones exitosas. Jair García salió por tratar de contener el escándalo nacional e internacional por las ejecuciones de Gladys Merlín Castro y su hija Karla, cometiendo el error de colocar al Gobernador de Veracruz como un tonto y desinformado.

Jair García González, quien hace unos años cobraba moches para publicar notas en el Diario de Xalapa, luego ser contratado como reportero en la Jornada Veracruz, medio de comunicación de Tulio Moreno, pero en realidad, pertenece a un exfuncionario fidelista, quien hoy opera en MORENA. Jair García fue impuesto por el Secretario de Gobierno, Eric Cisneros para ocupar la titularidad de Comunicación Social de la FGE y de ahí, hacer una campaña de desprestigio en contra de periodistas críticos a éste incompetente gobierno estatal, entre ellos, la autora de esta columna, para demeritar el trabajo periodístico.

Este miércoles, una fuente confiable nos alertó del despido de Jair García y fue la propia Verónica Hernández Giadans quien le notificó su destitución, por haber realizado varias atribuciones que no le correspondían en su cargo y tomar decisiones sin consultar a la Jefa. Una de ellas, en la comparecencia ante diputados locales, Jair filtró información privilegiada. Además, el lunes 15 de febrero, se dio el asesinato de la exalcaldesa Gladys Merlín Castro y su hija, sin impedir la filtración de fotografías de los cuerpos inertes y en una escena terrible, sin cuidar los derechos de las víctimas. El mismo día y sin estar la Fiscal con el Gobernador Cuitláhuac García, éste declaró que los feminicidios se dieron por la pugna entre cacicazgos. Fuentes internas aseguran que Jair García González contactó con varios columnistas nacionales y entregar información sobre el robo perpetrado por agentes del IPAX. El plan era acusar a los elementos policiacos, quienes eran los guardaespaldas y manosear el caso para que hubiese otra vertiente e hipótesis. Lo que no previeron, es que al Gobernador lo colocarían como un tonto, ingenuo  e incompetente. Fue tanta la furia, que “Cuic” pidió su destitución.

Pero para todo mal, hay paliativos y el que vino salió peor, que la enfermedad. En la misma exclusiva, además de asegurar que saldría Jair García González de la FGE, muchos no creyeron que quien sería su relevo, es Mario Lozano Carbonell, excoordinador de Comunicación Social del Congreso de Veracruz y un ladrón que rasuró los convenios publicitarios y no pagar adeudos a medios de comunicación, sin explicar a dónde fueron a parar millones de pesos. Mario Lozano fue auditado e involucrado en un enorme desfalco, pero quien lo ayuda fue su Jefe, Jorge Carvallo Delfín.

Y narraremos una anécdota para dar contexto de los alcances de Mario Lozano… Cuando Jorge Carvallo Delfín deja la Junta de Coordinación Política del Congreso Local, asume el cargo el diputado Flavino Ríos Alvarado. En una comida a la que fue invitada la autora de esta columna, el Doctor Flavino Ríos supo que nuestro Portal tenía un convenio con el Congreso de Veracruz, pero en dos años, no habían pagado, sin dar explicación. Flavino nos citó por la tarde, para averiguar el por qué no se habían activado los pagos, cuando el propio Mario Lozano Carbonell alegaba una crisis en las finanzas del Poder Legislativo. Se da la reunión y  Ríos Alvarado llamó a Mario Lozano para que explicara por qué no se le había pagado a Claudia Guerrero. La primera reacción de Lozano Carbonell fue la de una cara demacrada, balbuceando, sin poder responder, hasta que comentó no haberme pagado por la falta de dinero en las arcas del Congreso. Flavino, hábil cuando descubre mentiras, le dijo a Mario Lozano que no inventara excusas y dio la orden de pagarnos la mitad del adeudo, pero advirtió que el dinero del Poder Legislativo se lo estaban robando durante la gestión de Jorge Carvallo y de Mario Lozano.

Y en una radiodifusora del Grupo Avanradio, Mario Lozano no salió en buenos términos, ni tampoco con algunos colegas, quienes acusan a Lozano Carbonell de timador y ladrón. Cuando le cobran estos adeudos, Mario se hace como que la “Virgen lo llama” o se desentiende de sus responsabilidades.

Para una ladrona que infla facturas en la adquisición de camionetas y otros contratos, como es Verónica Hernández Giadans, ella elige a otro ladrón, quien es bueno para la verborrea, engaña, manipula y hasta maltrata a los empleados, pues Mario Lozano Carbonell se sube al ladrillo y se marea, transmitiendo sus traumas, con empleados quienes no tienen la culpa.

Dos horas después de haber publicado la renuncia de Jair García González a la FGE, se le vio en el restaurante La Cata, en la Avenida 20 de noviembre, reuniéndose con el abogado del exsecretario de Seguridad Pública de Veracruz, Arturo Bermúdez Zurita, de nombre Adolfo Reus Curt, quien ha llevado la defensoría del Capitán Tormenta. Con la liga: https://www.milenio.com/policia/mando-duarte-buscara-recuperar-bienes-donados se demuestra cómo este litigante, defiende a impresentables que han estado involucrados en cientos de desapariciones forzadas, bajo las órdenes del propio Bermúdez. Durante esta comida, los brindis y botellas de vino se dieron en esta reunión, en la que el extitular de Comunicación Social de la FGE se le vio muy feliz y nada enfermo, descartando haber renunciado por problemas de salud.

Será intensa la relación de Verónica Hernández Giadans con Mario Lozano Carbonell, quien todos los días, tendrá a un cortés y manipulador Jefe de Comunicación Social, quien al final, se robará todo lo que pueda, hasta el cenicero de las oficinas. Ya lo verán.

Dudas y comentarios: claudiaguerreromtz@gmail.com

Visite: www.periodicoveraz.com y www.claudiaguerrero.mx

Twitter: @cguerreromtz