LAS ABEJAS

¡A S Í          E S !

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA

LAS ABEJAS

Hace pocos días, un amigo nos reportó la llegada de “miles de abejas” a la parte alta de su casa y nos alertaba porque en efecto, es la época en que el calor las obliga a andar errantes y en efecto, son muchísimas las que se agrupan para buscar escondrijos donde descansar para continuar su tránsito hacia otro lugar, donde puedan cumplir con su misión fundamental en la naturaleza, pues su desplazamiento de un lado a otro en gran número, generalmente se traduce en beneficio para el ser humano porque tiene que ver en la fecundación de muchos de los alimentos del campo, que se consumen.

Por ello, la recomendación de las autoridades de Protección Civil es de que ni traten de espantarlas ni molestarlas por los riesgos que reviste cualquiera de las dos acciones, pues los animalitos reaccionan inmediatamente y atacan colectivamente, es decir, todas las que se encuentren al momento de que ocurre una de estas, imprudente o ignorante acción de los seres humanos, quienes no deben molestarlas o importunarlas porque se arriesgan a un ataque de esa naturaleza que puede ser mortal para quien o quienes hagan eso.

Lo mejor es dejarlas que estén tranquilas, no molestarlas y no harán daño a nadie. Al cabo de uno o dos, a lo mejor tres días se irán, continuarán su camino y no habrá pasado nada, o bien, para no tener el riesgo constante, llamar al teléfono 782 826 3403 extensión Dirección de Protección Civil, donde cuentan con  personal especializado para el trato de estos animalitos, de manera que ellos pueden intervenir retirando el riesgo, pero de ninguna manera las moleste ni trate de espantarlas salvo que quiera poner en riesgo su vida y la de otros habitantes de la vivienda, solar o espacio que sea donde hayan llegado a descansar, porque el ataque de las abejas es implacable.

La advertencia es porque quizá se aguanten algunos piquetes, pero jamás ibirá quien reciba el ataque y piquete de cientos, quizá miles de estos animalitos que son muy buenos cumpliendo su función pero que también son letales cuando atacan en grupos numerosos. Posiblemente en algún otro domicilio pudieran encontrar otro lugar para descansar, pero tengan mucho cuidado para no correr riesgos que pongan en peligro vidas humanas.

Recuerde debe llamar inmediatamente a Protección Civil para que sea el personal de esa dependencia, la que resuelva el problema y le retire el riesgo. No intente por nada del mundo tratar de espantarlas ni las moleste en lo más mínimo. Para eso están las autoridades municipales a través de su dirección correspondiente. Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com