LOS REPORTEROS SOMOS NOTICIA

Lorenzo Franco Aranda

E.mailtajingrandioso@gmail.com

Telcel 7841468406

SE RUMORO EN EL CAFÉ “LA NAVAL”

 – Nuestro agradecimiento al gentil maestro José Miguel Naranjo Ramírez, por compartirnos su reciente colaboración con el título de “Luto en el escenario artístico mexicano”.

Hace muchos años vi la película: “Mariana, Mariana”; sabía que la historia estaba basada en la gran novela del escritor José Emilio Pacheco, titulada: “Las batallas en el desierto”.

Y fiel a la costumbre de investigar y conocer más de la cinta cinematográfica, encontré que el guión fue escrito por Vicente Leñero. En el reparto artístico apareció el nombre de Aarón Hernán Rodríguez, quien en la historia es el padre de Carlitos.

Desde aquellos años el nombre de Hernán Rodríguez me fue familiar, para ser honesto, no lo seguí tanto, pero siempre lo tuve ubicado como uno de los grandes actores mexicanos.

Hace unos meses me enteré que en abril de este año falleció ese gran actor mexicano; por tal motivo, en este mes dedicado a conmemorar a estos eminentes artistas fallecidos, lo concluimos acercándonos a conocer la enorme trayectoria del extraordinario primer actor Hernán Rodríguez.

En la década de los años cincuenta del siglo veinte en que inició su trabajo artístico, Aarón, como la mayoría de los primeros actores comenzó en el teatro.

En un dialogo reciente con el primer actor Carlos Bracho, me comentó que recuerda perfectamente cuando junto con Aarón formó parte del elenco actoral que representó la pieza teatral titulada: “Las manos sucias”, de Jean Paul Sartre, señalando Bracho que Sartre en aquellos años era un autor muy leído y admirado por su generación, por ser un intelectual de izquierda, abiertamente comunista.

Con el paso de los años Aarón Hernán siguió haciendo teatro y participó en la puesta en escena de “El gesticulador”, del dramaturgo Rodolfo Usigli.

No obstante, mi acercamiento a este primer actor siempre ha sido a través del cine; la segunda película donde vi actuar a Hernán fue en la clásica y estelar película: “Su excelencia”, donde compartió escenario con el genial Mario Moreno, mayormente conocido como “Cantinflas.”

Cantinflas fue protagonista de muchísimas películas estelares ¿Quién no recuerda con agrado películas como: “El bolero de Raquel”, “El patrullero 777”, “El barrendero”, “Un Quijote sin Mancha”, “El padrecito”, sólo por nombrar unas de las más clásicas y bellas películas de este genio del cine mexicano.

En esta ocasión nos acercaremos a una extraordinaria película de Cantinflas, titulada: “Su excelencia”, estrenada en 1967 con guion escrito por el propio actor y lo particular de esta historia es que Cantinflas noveló la historia y la obra fue publicada en1969, la cual es considerada la primera novela escrita por Cantinflas.

De hecho, en la solapa de la novela publicada por la Editorial Finisterre Editor, se escribe la siguiente anotación: “Algunos de los más agudos críticos literarios, entre ellos Henrique González Casanova, han considerado desde hace años a Mario Moreno, Cantinflas, como un extraordinario narrador.

Mario Moreno, desde hace más de un cuarto de siglo, no ha dejado de escribir, aunque sus obras hayan tenido como único fin aparente el de convertirse en imágenes cinematográficas.

Casi todos los guiones de sus películas han sido escritos por él. Incluso, me atrevo a afirmar que en países de lengua hispanoparlantes, la película “Su excelencia” ha sido vista por las diferentes generaciones de cinéfilos e incluso, a pesar de que la cinta aborda temas esencialmente políticos, por la genialidad, comicidad, humorismo y originalidad con la que es tratada la historia.

“Su excelencia” es un clásico inigualable, singular, que el conocedor o no conocedor del ambiente político de la década de los sesentas, la disfruta tanto como el politólogo, cineasta o cualquier erudito en la materia.

Quien esto escribe recuerda haber visto de niño, con su madre, esta singular película y con el paso de los años, ya con mayores conocimientos de la temática abordada, por supuesto que el análisis y la trascendencia de lo planteado se valora más, pero el sentimiento de asombro, agrado ante tanta genialidad y creatividad, no ha cambiado desde mi niñez, cuando tuve este primer acercamiento.

La novela-guion-película va a situarnos en plena guerra fría, teniendo dos bloques y formas de gobernarse y organizarse las diversas naciones en el mundo, como lo son el bloque comunista-socialista de la URSS, y el bloque capitalista, liderado principalmente por Estados Unidos, Inglaterra y Francia.

En medio de estas dos ideologías hegemónicas, radicales y permanentemente confrontadas, se encuentran los países subdesarrollados o llamados de Tercer Mundo, en el caso de Latinoamérica entran todas las naciones, incluyendo México.

A partir del ambiente tenso que propició la guerra fría, Cantinflas creativamente y muy cómicamente lleva este escenario a la novela y pantalla grande, creando a un personaje central llamado Píndaro López, quien lleva veinte años trabajando en el servicio exterior; su cargo es ser un humilde canciller de quinta.

RECUERDOS DEL MACUILTÈPETL

 – Con sólo tres días de diferencia, dos de los principales periódicos de nuestra entidad -El Dictamen de Veracruz y Diario de Xalapa- cumplieron, el 16 y el 13 del patriótico septiembre, 123 y 77años de circular, respectivamente. 

Otros diarios de respetable longevidad son también La Opìniòn de Minatitlàn, fundado en 1934 y La Opiniòn de Poza Rica, establecido en 1954.

Igualmente, figuran Notiver, del puerto de Veracruz, fundado en 1974, así como El Tiempo de Poza Rica (desaparecido) El Mundo de Poza Rica (desaparecido) El Mundo de Córdoba y El Mundo de Orizaba, lo mismo El Sol de Còrdoba y El Sol de Orizaba. Igualmente, El Sol Veracruzano, de Xalapa (desaparecido)

De la misma manera, otros rotativos con muchos año de circulación son Diario El Martinense, el semanario Palestra, de San Andrés Tuxtla; Diario del Istmo y Diario del Sur, ambos de Coatzacoalcos, asì como el semanario Tuku Lama, de Papantla.

Cabe destacar que casi en forma paralela al desarrollo de estos periòdicos veracruzanos, ha operado la Productora e Importadora de Papel (PIPSA) fundada en 1935.

Por cierto, existe la versión de que al iniciar sus actividades la revista semanal Proceso, fundada por Julio Scherer García en la CDMX, ante la dificultad para abastecerse de papel, en forma solidaria varios periódicos de provincia, entre ellos Diario de Xalapa y El Mundo de Còrdoba, le estuvieron suministrando en forma subrepticia la materia prima que a ellos les abastecía PÎPSA. 

LA PLAZUELA DEL CARBON

-Hace 44 años, el Fondo de Cultura Económica publicó en su serie Testimonios, el libro “La publicidad os hará libres”, escrito por los maestros universitarios Raúl Cremoux y Alfonso Millán, donde se enjuicia con veracidad los textos o imágenes de anuncios trasmitidos por radio y televisión o publicados en periódicos, revistas, folletos y carteles.

Este libro comenta que “la publicidad es bandera y ariete del mundo libre, que no vale por sí misma y carece de verdad ontológica. “Para realizar su tarea, la publicidad apela lo mismo a los sentimientos más recónditos del hombre, que a sus obras supremas de creación.

“La publicidad es el brazo derecho del poder económico, político y religioso para control de la mente para tratar de ser lo que no se es, para dejar de ser lo que se es…”

PARQUE DE LOS TECAJETES

 –  Agradecemos a la maestra Teresa Gurza que nos comparta su reciente colaboración titulada “Con alma de pirrurris”.  Hace dos años dediqué parte de mi artículo de la primera semana de octubre de 2018ª 8, a la reseña de la boda del 29 de septiembre de César Yáñez, cercanísimo amigo y colaborador durante 23 años, del entonces presidente electo Andrés Manuel López Obrador. Tras ver la revista HOLA, que dio su portada y 19 páginas a detalles del enlace, escribí que teníamos más ‘fifís’ de lo que pensábamos y para nuestra sorpresa, la Cuarta Transformación no se haría sin ellos. El tiempo me ha dado la razón. No con Yáñez, porque el despliegue dado a ese enlace que él calificó como “triunfo del amor”, le dejó como en la canción marcas imposibles de borrar y perdió la oportunidad de ser coordinador general de Política y Gobierno, en la nueva administración. Pero sí por lo que vimos, la novia, Dulce Silva, usó dos ramos naturales y tres diferentes vestidos blancos “bordados con flores en tercera dimensión”; hubo globos con sus iniciales, mojigangas, un salón convertido “en bosque encantado” y langostas, camarones y filetes, para 600 invitados al banquete y la tornaboda. Y Beatriz Gutiérrez, esposa de López Obrador, cual papisa de la nueva religión, subió al altar a bendecir a la pareja frente al arzobispo de Puebla. La verdad, me dio lástima el pobre AMLO; porque en lugar de acabar con los ‘fifís’ como anhelaba, se le multiplicaron en casa y los miró desfilar vestidos de ‘pirrurris’ tras dos pajecitos que anunciaban con carteles en inglés, “la llegada del amor”. Ante las generalizadas críticas que ese casamiento ocasionó, López Obrador respondió que no había razón para el enojo, “porque fue evento particular y no acto de gobierno.” Por eso es que ahora me parece más que raro, ver que en actos de gobierno como son las conferencias de prensa mañaneras y la ceremonia de El Grito, que nos costó casi 13 millones de pesos, lo ‘pirrurris’ sea signo de la familia presidencial. ¿Será que los aires de Palacio Nacional trasmiten lo cursi, como las gotitas de saliva, el covid-19? ¿O qué serlo, era la secreta aspiración de los de la 4T, que llegaron al poder con la cantaleta de “primero los pobres”? Quién sabe, pero cada día me rondan más interrogantes sin respuestas satisfactorias. Y no me refiero a las preguntas existenciales, que siempre están ahí; o a quién colocó frente al mar los Moais de la chilena Isla de Pascua, quién diseñó Cusco, a cómo pudo construirse Stonohene tres mil años antes de Cristo. O a quiénes son los morbosos, que ordenan pasar al aire escenas de inyecciones cada que se dice vacuna. Sino a las diarias incongruencias de un presidente que exhibe colección de guayaberas bordadas, mientras nos impone austeridad y pide que tengamos solo un par de zapatos. Y a las de su consorte, que presume maquillista colombiano y estrena vestidos ostentosos, en momentos que debiera mostrar modestia y algo de pena más propia que ajena, porque precisamente en fecha reciente murieron en Monterrey seis niños por no tener medicinas para sus cánceres; porque ocupamos el cuarto lugar mundial en fallecidos por coronavirus, solo detrás de países con mayor población que la nuestra; y porque es ella el poder tras la silla, del causante de tanta atrocidad. Se ha pregonado hasta el cansancio, que votaron por AMLO 30 millones de mexicanos. Pero ahí hay gato (o pacto) encerrado, porque si votaron libremente ¿Dónde están? Les ordena portarse bien y no matar, pero los crímenes van en ascenso; no tomar vías del tren, carreteras o casetas, y ni quien le obedezca. Hace una rifa y no vende cachitos ni por la décima parte de esa cifra; organiza una consulta de dos semanas para juzgar a cinco pésimos ex presidentes y no junta ni el 5 por ciento de las firmas que esos millones debieran darle. ¿Se le puede creer entonces, que en pocas horas tenga decenas de miles de firmantes para apoyar su gobierno, frente a intelectuales que denunciaron su acoso a las libertades? ¿No será que las firmas colectadas para el juicio a los ex mandatarios, están siendo recicladas? ¿Verá López Obrador videos de sus conferencias de prensa  mañaneras para darse cuenta de sus mentiras, sandeces y contradicciones? Además de esas y otras muchas preguntas, tengo certezas. Sé que el presidente es un tipo de mala índole, intolerante, ignorante, burlón, embustero, engreído, egocéntrico y manipulador. Y que contrario a lo que diariamente reitera, no quiere ni respeta al prójimo, tolera la corrupción de sus amigos hasta en el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, nos insulta, divide y destruye lo que entre todos hemos formado.

LOS LAVADEROS DE XALLITIC

-Agradecemos a la gentil comunicadora Virginia Durán Campollo que nos comparta su picosito “Mole de Gente”, esta vez con el título de “La mofa”.

La parodia que se acciona en el Palacio de Gobierno de Veracruz, tiene un pésimo actor de comedia. Cuitláhuac García Jiménez es la gran estafa.

No escucha o no entiende. Con un mínimo de vergüenza y en honor para su familia, debiera comportarse como lo que se supone es: gobernador del Estado.

Trae la estigmatización de Javier Duarte de Ochoa a mitad de su sexenio. Fotografías y videos reveladoras de alguien que no toca tierra. Ausente en cada momento del verdadero ejercicio de mando. Es la burla no solo en el estado sino a nivel nacional.

Sus tonterías de proyección televisiva, en programas cómicos y noticiosos. Luce patético y al parecer, como su tlatoani, no hay nadie que le señale errores. Se le paga para administrar y Veracruz se le fue de las manos.

Feminicidios, covid-19, violencia, hambre, miseria, desempleo, falta de obra pública, sin apoyos a sectores productivos y demás demandas sin eco alguno.

Es sordo y ojalá fuera mudo, para no exhibirse en su miseria. Ignaro y soberbio se pavonea y tropieza. Muchos reclamos. Al igual que sus pares en Morelos y Puebla, son espejo de lo que no se puede permitir.

Ganaron por el ‘efecto dominó’ y la aplastante avalancha de votos. Esos que no eran todos para ellos, sino en contra de la partidocracia voraz y corrupta.

Los tres alegres compadres, que representan la nulidad e ignorancia política de la mayoría de MORENA. No entendieron el mensaje. Se asumen con arrogancia, sin dar resultado alguno.

Ganan un sueldo que deben devengar. El mandatario federal – cínicamente y burlándose- anuncia que viene al Estado, con uno de los mejores gobernadores del país. Alza el brazo al inútil del Cui, quien sonriendo con desvergüenza acepta los falsos halagos de su jefe y el repudio de los veracruzanos.

Cuando pensamos descansaríamos de tanto desliz, nos endilgan a quien no sabe ni por dónde camina literal. No se encuentra algo positivo.

Carente de un responsable de su Oficina de Prensa, tiene a su ex chofer en el cargo, para que le indique el mínimo protocolo de su encargo.

Lo pone a cortar césped, cuando nos hundimos materialmente. La violencia contra las mujeres, ocupa el segundo lugar en el país. Corrupción, libertinaje, la vida en rosa es lo que el joven académico-“no se dé política”- le va de maravilla.

El baile, el sarao, la cumbia, el perreo es su zona de confort. Ahí sí sabe moverse. Mientras uno de los Estados más ricos de México, se apaga lentamente viendo su economía en el suelo y sufriendo sin ningún apoyo del gobierno, al que se le paga por atender sus necesidades.

MORENA no repite en Veracruz, “me canso ganso”. El simulado halago del presidente a un error político, es una gran irresponsabilidad. Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.