POBRE VERACRUZ

¡A S Í          E S!

Por mario NORIEGA VILLANUEVA

POBRE VERACRUZ

De acuerdo con estadísticas del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), el 90 por ciento de los más de 8 millones de veracruzanos, vive en completa “con miedo” merced a la inseguridad que prevalece en el estado sin que el gobierno estatal se inmute  en  lo más mínimo lo que queda de manifiesto ante la carencia de una estrategia y acciones para enfrentar a la delincuencia en tanto la población está a merced de los diferentes cárteles que operan ante la ineficiencia de las instituciones que existen para presumiblemente combatir a los delincuentes que hacen lo que quieren y a su antojo porque no hay fuerzas de seguridad que los enfrente.

Ni la Secretaría de Seguridad Pública, ni el Ejército, ni la Marina, ni la Fuerza Civil, ni menos la policía ministerial, ni nadie ha mostrado una estrategia adecuada –es más –ni se ha preocupado por conformarla–, con la cual hacer frente con todas corporaciones en conjunto, al crimen organizado mientras el gobernador se despreocupa por escuchar los reclamos que en cuanto a seguridad le formulan todos y cada uno de los sectores de población, instituciones y organismos, por más constantes que estas sean.

Aunado a esto, el apoyo económico que el gobierno federal le otorgaba a Veracruz para que fortaleciera la seguridad –algo que nunca sucedió–, para el año próximo sencillamente no lo tendrán porque el programa de Fortalecimiento a la Seguridad Pública (FORTSEG), por el recorte del 7 por ciento que el presupuesto 2021 sufrirá por cuanto hace a ese renglón. Ya se ha anunciado que algunos estados incluido Veracruz que no recibirá un solo centavo al respecto.

Eso y el manifiesto desinterés que el gobierno de Veracruz ha manifestado para afrontar el problema de la seguridad, de acuerdo con el INEGI mantienen al estado en una inseguridad como jamás antes había sufrido y que es lo que mantiene a la población en casi una total inseguridad, según se puede apreciar en la población, pero mientras y no precisamente para luchar contra la delincuencia, sino para otras cosas que no están totalmente claras. Cuitláhuac García Jiménez, sigue endeudando a los veracruzanos, con préstamos a diestra y siniestra. En tanto, el vigésimo séptimo censo del INEGI, es contundente señalando que el 90 por ciento de los jarochos, viven con el miedo reflejado en el rostro y sin esperanza de que  puedan llegar al menos en este sexenio, a respirar un poco de seguridad.

Sugerencias, críticas, comentarios: marionv8@hotmal.com