SE DESPLOMA EL IPAX, INSOSTENIBLE LA FIGURA DEL COMISIONADO

*** Entre actos de corrupción y fallas en las comandancias.

*** Desacatan resoluciones de Juzgados y acosan sexualmente a empleadas.

De Miriam Garcia Magaña (Columna Grilla de Grillos)

Xalapa Ver.- Con un cumulo de diversos señalamientos de corrupción y desacato a la ley que pesan sobre Héctor Manuel Riveros Hernández, Comisionado del Instituto de la Policía Auxiliar y Protección Patrimonial del Estado de Veracruz y de su Gerente de Operaciones, Marco Antonio Pérez Guzmán. Increíble que el Gobernador del Estado, Cuitláhuac García Jiménez haya confiado esta institución a  Riveros Hernández, quien en el año 2012 fue señalado por numerosas personas, como el autor de múltiples secuestros y robos cuando estuvo al frente de la Policía Preventiva de Coatepec.

Tal parece que el IPAX se ha convertido en la cueva de Alí Babá y los 40 ladrones, porque todos desde la cabeza hasta los mandos medios, se aprovechan de su jerarquía para cumplirse todo tipo de caprichos a costa del sueldo y la dignidad de los empleados. Tal es el caso de Melquiades González Jerezano, quien en el 2009 fue detenido por el Ejercito cuando era comandante municipal de San Juan Evangelista y ahora es Gerente Regional de Coatzacoalcos, quien figura en el organigrama pero no se establecen sus funciones por lo cual no hay límites para él, los cargos administrativos más importantes de la zona sur se los ha otorgado a las mujeres con quien comparte su vida sin que tengan el perfil requerido, aparte de no desquitar el exagerado suelde que perciben, ni siquiera se presentan a trabajar.

Melquiades Gonzalez Jerezano, cuando fue intervenido por la SEDENA

De San Andrés Tuxtla hasta Coatzacoalcos, todos los empleados a cargo de González Jerezano tienen la obligación de darle parte de su salario cada quincena, no es de extrañar que su estilo de vida haya cambiado de la noche a la mañana y se pueda ver luciendo autos último modelo, joyas costosas y estrenando casas de varios millones de pesos.

Tal es el poder de este sujeto que elemento que no acata sus caprichos es cambiado a Pánuco o algún otro municipio del norte del estado para que aprenda la lección, lo cual trae como consecuencia su renuncia, ya que al estar lejos de su hogar los gastos se incrementan y no les alcanza lo que ganan.

Lo que es un hecho según los propios empleados del IPAX, es que si el Comisionado, los gerentes, comandantes, jefes de servicios y gente de su confianza presentaran un examen de confiabilidad serían rotundamente reprobados ya que la gran mayoría se ha visto implicados en hechos presuntamente delictivos.

Personal con base de muchos años es esta dependencia es obligada a renunciar, a cambio les entregan contratos con la misma carga de trabajo pero con un sueldo muy inferior, lo que genera problemas para aquellos que tienen créditos en Fovissste, estos casos se repiten en las 12 bases y 20 comandancias en el estado de Veracruz.

Elementos de mayor antigüedad son cambiados de Cosamaloapan a Panuco, de Boca del Rio a Poza Rica sólo por alzar la voz de protesta. Personal activo del comentan que existe  sobrepoblación en la comandancia de Panuco, porque a todos mandan allá́ castigados.

El acoso sexual también es uno de los más claros abusos de autoridad que se practican en todas las comandancias, empleada que es deseada por los jefes debe de cumplir fantasías de ellos de lo contrario no tan sólo es corrida de manera vergonzosa de su empleo, además aún después de haber sido despedida, sufre de acoso tanto ella como sus familiares por quienes antes eran sus compañeros de trabajo y siguen las órdenes del jefe despechado. Los derechos humanos y las garantías individuales en el Instituto de la Policía Auxiliar y Protección Patrimonial son letra muerta y todos los días las víctimas son los propios empleados que viven un infierno desde la llegada de Héctor Manuel Riveros Hernández. Ridículo que el nombre de este instituto hable de protección, cuando sean los titulares de las diferentes áreas quienes violan los más importantes principios de humanidad. Es necesario que el Gobernador del Estado, Cuitláhuac García, frene esta Cueva de Alí Babá y los cuarenta ladrones lo más pronto posible.