EL RÍO SUENA

¡ A S Í          E S !

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA

EL RÍO SUENA

Dice el dicho “cuando el río suena, agua lleva” y por todo lo que se ha publicado con datos y señales, cifras y marrullerías ejecutadas, las cosas se van a poner “de a peso” el próximo domingo 6 de junio, cuando se lleven a cabo las elecciones 2021 en la que el pueblo “hasta la ma…rgarita”, esta vez sí habrá de reflexionar su voto, porque está súper cansado de mentiras, desfachateces, cinismo en su máxima expresión y muchas cosas más que aún dice cada vez que abre la boca.

Hay un título en una columna que prevé esto “¡se derrumba López Obrador!”, y miren que sólo él, es quién no quiere aceptar que las simpatías que llegó a tener con el engaño al pueblo de que iba a combatir la corrupción, la impunidad, no solo quedó en expresiones demagógicas carentes de compromiso para con los mexicanos, sino en una abierta protección a los actos de corrupción, una excesiva impunidad, y en lugar de gobernar –por cierto, ¿cuándo empezará a hacerlo?–, ha descargado todo su brutal deseo de  venganza sobre “la mafia del poder” y todos aquellos que en cierto momento fueron sus aliados pero que se cansaron de sus mentiras y su demencial actitud, olvidándose que lo eligieron para gobernar, no para confrontar al país y dejarlo a merced de oscuros intereses extranjeros.

Porque quiere implantar un socialismo entendido a su muy estrecho intelecto, pero para eso, creó para en un caso  dado defenderse de un “golpe de estado”, sus Guardia Civil y corrompió a los altos jefes de las Fuerzas Armadas –Ejército, Marina–, convirtiéndolos en contratistas de obras –levantan el nuevo aeropuerto–, sin importar las consecuencias que puedan resultar para un momento dado en que la nación se vea agredida y no cuente con espacios suficientes para movilizar sus naves aéreas y a otros en administradores de Aduanas. Ya los tiene a su lado para aplacar al pueblo insatisfecho, irritado, en un momento dado.

Su carencia de una buena preparación, le hace utilizar vocabulario arrabalero, con  expresiones que denigran la personalidad y el prestigio de la nación. Sí, se palpa a simple vista, que los mexicanos en su gran mayoría quieren acabar con esta situación que ellos mismos generaron, es decir, recomponer lo hecho, pero hoy más que nunca, parecen dispuestos a emitir un voto verdaderamente razonado, aunque habrá que estar pendiente porque “poderoso caballero es don dinero” y si algo le sobra para comprar a medio mundo, es eso, con la acumulación de diezmos a todo funcionario, a los trabajadores del aeropuerto, el producto de la desaparición de los fideicomisos, lo que está logrando para “recuperar lo perdido” y que será todo para invertirlo en la compra de conciencias. Desafortunadamente los tiempos se prestan porque hay un pueblo empobrecido que no tiene muchas veces ni siquiera para el alimento de la familia.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com