LA GUERRA

¡ A S Í       E S !

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA

LA GUERRA

El desconocimiento o ignorancia de la ley, no exime de cualquier sanción que contemple según la violación cometida. El Instituto Nacional Electoral (INE), explicó desde un principio por qué se tomaron los acuerdos correspondientes que incidieron en la anulación de las candidaturas de dos aspirantes a gobernadores y más de 40 a diputados, algo que de ninguna manera le agradó al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador quien inició una campaña contra ese Instituto y el dirigente nacional del partido oficial MORENA, Mario Delgado, le hizo segunda inmediatamente.

De acuerdo con la exposición del porqué se tomaron esos acuerdos y en base a qué, todo está correcto y tiene toda la legalidad del mundo, pero claro, cuando se ignoran las leyes en este caso del INE, se habla y se dispone un escándalo como jamás nunca se había ejecutado contra el responsable de la organización y coordinación del proceso electoral 2021, atentando contra la democracia y peor aún provocando e instando a la violencia, conociendo a los morenistas y sus jefes que manifiestan así su frustración, aún ahora que son gobierno.

Esto es algo que no debe suceder ni menos de quien es el representante de los mexicanos todos, no solo del interés de él y del partido de su propiedad, por tanto, a nadie más que a él principalmente, debe interesarle generar condiciones de tranquilidad y paz con miras a un proceso que en dos meses más tendrá lugar y donde merced a toda esta guerra que se ha instrumentado contra el INE, lo más seguro es que estalle la violencia, cuando era más fácil seleccionar bien a sus candidatos y que estos se hubiesen orientado bien respecto a la rendición de cuentas de los gastos de precampaña, porque así lo contempla el Instituto, pero como decimos líneas antes, la ignorancia de la ley, no quita el desacato y por consecuencia, las sanciones que se aplicaron y con las que no se atenta contra la democracia como argumentan López Obrador y Mario Delgado, sino al contrario.

El Instituto, no obedecerá ni cederá a presiones, porque está en lo correcto y legal, de manera que no puede ni debe considerarse que está siendo un obstáculo para la democracia, sino al contrario, pero veremos si el presidente López Obrador, es capaz de por primera vez en su vida política, de recomponer su actitud, porque como ya lo dijimos líneas arriba y lo hemos escrito en otros espacios, es quien menos debía generar un ambiente que incida en la violencia. Lo que sí debe hacer es que todos sus abanderados conozcan las leyes –y él también–, para que realmente la gente acepte crea en que la democracia, es verdaderamente una de las principales preocupaciones de su gobierno y entonces sí, la gente le dará su respaldo sin más ni más.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com