PELO A UN GATO

¡ A S Í          E S !

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA

PELO A UN GATO

Si representa una buena cantidad lo que Pemex Empresa “Productiva” del Estado (PEPE), tendría que pagar a Carlos Romero Deschamps, tomando en consideración que su salario es superior a los 100 mil pesos, casi de 200 mil pesos, de esta fecha al 2024, cuando finalizaran sus vacaciones acumuladas durante los 30 años en que no las disfrutó por dirigir el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), de acuerdo con lo mandatado por el contrato colectivo de trabajo.

De acuerdo con lo anunciado ayer por el mismísimo presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, el ex dirigente nacional de los petroleros, renunciará a ese beneficio a partir de hoy precisamente, según lo  expresado por el peje tabasqueño, con quien seguramente hubo ya un pacto para evitar la posibilidad de ir a la cárcel por las denuncias que tiene y que serán desechadas y enviadas a los expedientes que ya no se van a abrir nunca, de manera que sin preocupaciones, Romero Dechamps se puede ir a gozar de la vida con toda la fortuna que hizo en la secretaría general del sindicato y que para nada necesitaba de lo que va a prescindir porque renunciará a la organización y ya no tendrá nada qué ver con PEPE que se  evitará de pagarle una enorme cantidad.

Nada más échele lápiz 100,700 pesos mensuales y en próximos será más con los aumentos bianuales que firme el sindicato, en 45 meses que restaría si se hubiese empecinado en cobrarlos pero que lo hubieran dejado a merced de una constante persecución vengativa del actual gobierno que prefirió pactar así y deshacerse de alguien que le representó muchos problemas cuando Andrés Manuel era opositor al régimen de entonces.

El inocente y solidario a la política de austeridad del presidente López Obrador, prefirió sacrificar una millonada, pero salvar el pellejo, antes que nada. De esta forma, se retirará de la política y Andrés Manuel se librará de alguien que le impidió en elecciones anteriores, llegar a la Presidencia de la República, porque los trabajadores petroleros obedecían sin más ni más las órdenes de Romero dadas a través de los secretarios generales de las secciones que integran el Sindicato Petrolero, para sostener a regímenes que fueron “cuevas de Alí Babá”.

Los trabajadores petroleros por primera vez en mucho tiempo, estarán en libertad absoluta de elegir por sí a sus dirigentes tanto seccionales como a los nacionales porque también se elegirán los relevos en el Sindicato Petrolero, lo que hará vivir una época interesante para las elecciones que tendrán lugar este año. Al menos así parece.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com