UN RETO

¡ A S Í          E S !

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA

UN RETO

Los mexicanos deben estar conscientes de que este nuevo año 2021, es un gran y grave reto para todos por muchas circunstancias. El país, sigue en recesión pese a que se hable de un crecimiento que solo está en la cabeza y ocurrencia de quien lo dirige. La economía no levanta por la obligación obligada de los empresarios de diversos ramos restauranteros, hoteleros, transportistas, constructores, prestadores de servicios, toda actividad productiva que está prácticamente paralizada y así, por más que se quiera, no se puede avanzar y menos crecer.

Mientras recursos inmensos se dedican a los tres proyectos de los cuales a lo mejor si resulten generadores de recursos, pero no será de inmediato ni mucho menos, y mientras lo que ahí se gasta autorizado por el Congreso que sacrificó la obra pública por apoyar esa suntuosidad del presidente Andrés Manuel López Obrador: nuevo aeropuerto, refinería y tren que por cierto, está detenida por orden de un juez ante la denuncia de sectores afectados.

Se tiene que exprimir a todo lo que dé el cerebro, sacarle jugo a la creatividad para buscar otras opciones que resulten más baratas y que generen empleos y movimiento a la economía, por eso es que habrá que enfrentar el reto que no debe doblegar a los mexicanos sino al contrario, hay que sacar la casta y luchar porque este país retome su rumbo poco a poco. La situación actual, no será fácil de superar pero sí se puede ir solventando, con todo y que los incrementos de impuestos o nuevos impuestos, y particularmente en los productos alimentarios, parecen ser obstáculos insalvables.

Se tienen que buscar oportunidades y explotarlas porque México tiene que superarla y así intentar recuperar el movimiento económico que se ha visto afectado gravemente al grado de que muchísimas empresas de todo tipo han tenido que cerrar al no poder trabajar y con ello, generaron desempleo tanto que la inseguridad ha aumentado por esa circunstancia.

Sin embargo, esta pandemia que obligó al confinamiento general, ha obligado a las familias a crear pequeñas empresas para cumplir con los requerimientos del hogar y cumplir con los de sus hijos, que requieren educación desde la básica –preprimaria, primaria y secundaria–, hasta bachillerato y profesional. Y en la educación, también los programas tendrán que renovarse para ajustarse a las necesidades actuales. México tiene que salir adelante pese a todo. Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com