UNO Y OTRO

¡ A S Í          E S !

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA

UNO Y OTRO

Desde que tenemos uso de razón, recordamos que hemos tenido gobernadores de todo tipo excepto estultos como el actual Cuitláhuac García Jiménez, o tampoco a nivel nacional, un presidente de la República como el actual, Andrés Manuel López Obrador. De los dos no se hace uno, pero nos centraremos en el jefe del ejecutivo estatal, porque este sí que ha rebasado todo el término que la gente le aplica y con toda la razón del mundo.

Para el presupuesto del 2021, los diputados federales de Morena, todos los jarochos, votaron por reducirle 7 mil millones de pesos a Veracruz, porque los tipos son tan inútiles que solo obedecen a pie juntillas, las órdenes del tabasqueño aprendiz de dictador, quien no acepta que nadie le sugiera al menos algunas acciones y proyectos que pueden llegar a conducir al país, hacia horizontes mejores y no atrasarlo y convertirlo en seres impensantes y menos actuantes porque no hay quien se atreva a semejársele ni menos superarlo en conocimiento y decisión, a menos de que quiera salir del gabinete como les ha sucedido.

Y sabiendo lo  que representaba para Veracruz que con ese dinero hubiese conseguido obra pública, mayor impulso a la educación, la tecnología, la cultura, el turismo, etc., de lo que se privará por este año al estado porque significará que se tendrá que privar de todo eso como ya se anunció por los recortes que los 212 municipios sufrirán por la falta de esos recursos que les recortará la federación por el capricho y la obsesión de un hombre que no acaba de asumir su investidura y actúa aún como si fuera un candidato e igual que lo hace él a nivel nacional, así lo hace aquí el pozarricense Cuitláhuac García Jiménez, de echarle la culpa “a los de atrás”, ante su ineptitud e incapacidad para afrontar como se debe el compromiso que tienen de servir a los mexicanos y a los veracruzanos en particular.

Llegó a tanto la estulticia  del paisano que organizó una reunión en la fastuosa Casa Veracruz, que nunca iba a ocupar, pero que con una millonada remodeló a su gusto, para darse vida de rey como jamás soñó. Imagínense, de la precariedad del campo a los lujos de toda una gran ciudad. Bueno pues ahí a todo lujo y con los mejores platillos, recibió a los traidores al pueblo para agradecerles “lo que hacen por Veracruz” (¿?) por Veracruz. ¡Válgame la rechi…flada! En qué cabeza cabe. Pero después de todo lo pasado en esa extraordinaria reunión con los legisladores, ahora está sufriendo los descalabros que sus estupideces provocaron también con un grupo de hombres que tienen cabeza de camarón y su reforma electoral aprobada, la rebotó la Suprema Corte de Justicia de la Nación, con lo que seguramente todavía anda mal del estómago.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com