VIOLENCIA

¡ A S Í        E S !

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA

VIOLENCIA

Bueno, es mucha la paciencia que el Instituto Nacional Electoral ha tenido para con el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador, con Mario Delgado, dirigente nacional de MORENA y con el frustrado candidato a la gubernatura de Guerrero, Félix Salgado Macedonio, porque están además de contribuir a enrarecer el ambiente político atentando contra la democracia, incurren en el delito de amenazas abiertas.

Eso que hacen no es una lucha democrática y por esa circunstancia no es legal, pero el INE como que se está pasando de débil. Sea quien sea, está obligado a observar la ley. Por eso las hay, para regular en este caso, un proceso electoral. Si se está participando a chaleco, por capricho del presidente o como sea, en una contienda, tienen que obedecerse los lineamientos que existen, que marcan las leyes y si se violan pretendiendo que como es el partido del primer mandatario, se le va a tolerar –se sentaría un mal, pésimo antecedente–, están equivocados, como lo está el propio jefe del ejecutivo federal.

Más lo están, Mario Delgado y el frustrado candidato por Guerrero, quienes muestran una inopia política y que no merecen estar donde están, pero seguro que atemorizaron a los integrantes del INE y más a su presidente del Consejo General, con eso de que saben donde vive y que le harán una visita a su casa. Eso aquí y donde quiera, son simplemente amenazas que no tienen nada qué ver con la política, sin embargo, son los medios de los que se valen utilizando el poder que hoy mantienen pero que parece que empezarán a bajar a su nivel.

Y no por nada, sino porque los ciudadanos están viendo todo eso y están ciertos de que, con amenazas no llegarán a ningún lado que no sea los juzgados y la cárcel, si es que los atemorizados miembros del INE y con mayor razón su presidente del Consejo General, deciden no solo hacer valer la ley en su ámbito, sino la ley que rige al respecto y que es el Código Penal Federal.

Por lo pronto, habrá que ver si el frustrado candidato a gobernador que le tumbaron al presidente López Obrador, cumple su amenaza, pues el INE tiene sus instalaciones propias, no están en la casa de los funcionarios. Tienen razón en sentirse atemorizados, pero si ellos mismos no acuden a los mandamientos de la ley, se habrán de hacer popó sobre ellos y perderán todo rasgo de poder que tienen como miembros de una institución que tiene como principal encomienda regular, organizar y coordinar el proceso electoral del 6 de junio, todo puede convertirse en un desmargayate en el que el partido del presidente, podrá hacer lo que quiera y se perderá todo signo de democracia.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com