VIOLENCIA

¡ A S Í           E S !

Por mario NORIEGA VILLANUEVA

VIOLENCIA

No es el caso de Poza Rica y tampoco de la región, pero los malos ejemplos se aprenden inmediatamente, repercuten en muchos otros estados y ciudades del país. Se  está a tiempo de evitar todo acto de violencia para cobrar agravios y delitos con mano propia. La televisión con sus noticias escandalosas de eventos donde una chusma aplica “justicia” en mano propia contra los presuntos responsables de algún delito cometido, coadyuva a que en otros lugares digan “si aquellos lo hicieron, nosotros por qué no” y como se repiten continuamente esos actos de salvajismo, pues se les mete en la cabeza también a cual más y por eso se están dando muy seguido.

Al gobierno federal como  a los de los estados donde se han suscitado esos sucesos que deben estar prohibidos en horarios de las 8 a las 22 horas para que no los vean los menores de edad, porque a ellos se les graba más y van deformando su mentalidad. No se debe seguir  ni aunque sea por efectos de rating, esas imágenes y menos, insistimos en horarios en que los menores todavía están despiertos y ven a detalle todo lo que se sucede en “las calles de Dios”

Es necesario que tanto la Secretaría de Gobernación como la Secretaría de Educación Pública, intervengan ¡ya! Para evitar esto y puedan trasmitirse cuando los menores se fueron a dormir, aunque con este quédate en casa y el asueto al que la pandemia ha obligado, los pequeños se van adormir mucho más noche, pero está en los padres de familia que también hagan lo suyo y se pongan enérgicos con sus hijos menores para evitar que vean espectáculos tan deprimentes como los que han sucedido últimamente y que les pueden provocar problemas posteriores porque les deforman su mente.

Basta con las publicaciones en medios impresos y en los digitales –más en estos–, que también son con alarde de escándalo, algo que pudiera evitarse si en las redacciones de cada uno hubiese gente preparada y consciente del impacto negativo que provocará una noticia de esa naturaleza, pero lo importante más, es que los padres de familia estén más pendientes de sus hijos para que no vean este tipo de información.

Pero indudablemente que primordialmente, la responsabilidad de evitar que este tipo de noticias a la luz pública en horarios en que los menores, incluso los adolescentes y jóvenes, pueden tener acceso a verlas tal cual son proyectadas, está en  SEGOB de Olga Sánchez Cordero y SEP, Esteba Moctezuma Barragán, le pensaran un poco para actuar conforme a la legislación correspondiente. Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com