¡ A S Í E S !

Por mario NORIEGA VILLANUEVA

NOS LLUEVE

Sí que nos “está lloviendo en la milpita” después de tener cuando menos varios años en más o menos calma. Primero, la llegada del coronavirus (COVID 19) –hizo más complicada la situación económica no solo de esta región sino de toda la nación–, que obligó al refugio en casa porque la méndiga pandemia atacó con todo y todavía se resentirán sus efectos, pues han transcurrido tres meses de encierro y no se ve claro.

Siguieron lo aguaceros que por irresponsabilidad de la gente ha provocado anegamientos y que crezcan los arroyos, por toda la basura que se arroja tanto a la calle como a las riberas e incluso en los cauces de todos los cuerpos de agua para después con el mayor descaro exigir la intervención del  Ayuntamiento; luego siguió el terremoto de 7.5 grados que aunque no se sintió mucho aquí, pero hizo desalojar edificios públicos como el palacio municipal y causó la alarma de trabajadores.

Se terminó hasta ayer, el paso de la nube de polvo proveniente del desierto del Sahara, que también ocasionó alarma ya muchos, expectación porque nunca se había dado algo semejante. Tres prácticamente pasaron sin impactar mucho, aunque hay que recordar que la temporada de lluvias y ciclones, de hecho apenas inició, aunque ha y que esperar que no sean tan severos porque Poza Rica, es muy vulnerable a los ciclones.

Y recordaremos la cantaletita de siempre –no está por demás–, hay que guardar todas las medidas de prevención habidas y por haber, para en caso dado, hacer menores los daños que los fenómenos naturales pudieran provocar y de veras, es hora de abandonar la perniciosa práctica de hábitos negativos que van a causar consecuencias bastaste dañinas que hacen perder mucho a la gente humilde principalmente. Hay que tener cuidado y ser más responsable para evitar momentos difíciles generados por malos hábitos.

No debemos olvidar tampoco, que la inactividad económica tiene a Poza Rica como a muchas otras importantes ciudades de la región en una situación económica de veras difícil y más que se va a poner porque muchas fuentes de trabajo, o volverán a abrir sus puertas y si de por sí hay mucha falta de ocupación, las cosas se pondrán color de hormiga.

Sugerencias, críticas y comentarios: marioiv8@hotmail.com