¡ A S Í          E S !

Por mario NORIEGA VILLANUEVA

ATINADO

Mire que los pronósticos han resultado certeros. Se predijo un mal fin de semana y aunque no ha llovido con intensidad, pero sí por intervalos durante el día de ayer y para hoy, posiblemente no nos vaya mejor porque se prevén tormentas eléctricas y lluvias intensas, de manera que hay que evitar confiancitas y olvidar las medidas de prevención, no, al contrario tomar todas las que sean posibles, por eso de las inundaciones o inclusive anegamientos porque desafortunadamente, la gente parece negarse a no arrojar más, la basura de todo tipo a la vía pública, porque eso hace que el agua no se  desfogue hacia los sistemas correspondientes para no provocar problemas.

Hemos pues de insistir en el llamado a todos esos que pecan de irresponsables e importanadistas, a que eviten seguir realizando esas negativas prácticas que perjudican a toda la comunidad entre las que seguramente se han de encontrar sus propios familiares, pero eso no lo piensan o les vale pura hija de abuelita. Como que requieren concienciarse y ser orientados hacia la adopción de la cultura de limpieza y de la solidaridad para evitar esos anegamientos que tantos perjuicios provoca a la población.

Los pronósticos para mañana no son nada halagadores porque puede que sí caída sobre la ciudad, una tormenta que ocasione inundaciones de consideración porque los arroyos de respuesta rápida pueden llegar a crecer más de lo debido y convertirse en grave riesgo para los habitantes de las riberas, sobre todo. Ni se diga si llega a llover intensamente también en la sierra sur de Puebla porque entonces sí que las cosas se complicarían porque las avenidas de agua que bajan de allá, son las que hacen que el río Cazones crezca al grado de desbordarse y hacer chuza muchos sectores de población que habita en las partes bajas de la ciudad.

Ojalá y no haya nada qué lamentar como aquellas inundaciones de los días 5 y 6 de octubre de aquel fatídico 1999. Que la gente haga conciencia y que le importe no solo su vida, sino la de los demás. Eviten saturar de basura la vía pública que no se hizo para convertirla en basurero, sino para mejorar el libre tránsito de las personas y que no  tengan necesidad por culpa de otros, de exponerse a padecer males respiratorios,  porque hay que recordar que eso constituye un grave riesgo para contraer el Coronavirus.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com