CONTAGIO

¡ A S Í         E S !

Por mario NORIEGA VILLANUEVA

CONTAGIO

En junio pasado, falleció por coronavirus, Hermilo Martínez García, director de  Planeación, Evaluación y Control del Ayuntamiento. Le siguió unos días después el oficial mayor Plácido Alvarado Guzmán y hoy, pese a las medidas –insuficientes–, que se han tomado, cinco empleados más tienen que permanecer en aislamiento debido al contagio que sufrieron en su sitio de labores, lo que quiere decir que en palacio municipal persiste el riesgo sin que las autoridades municipales ni sanitarias, se preocupen por la protección de unos mil empleados y trabajadores como funcionarios que laboran en ese centro de trabajo en sus dos edificios.

La situación es bastante grave, pues si existen cinco empleados ya aislados, quiere decir que hay otros más sintomáticos, lo que debe obligar al gobierno local, a solicitar la intervención de la Jurisdicción Sanitaria número 3, para que realice a todos y cada uno de los trabajadores y empleados como funcionarios, los estudios de rigor para ver quiénes son portadores del virus sin que ellos lo sepan, y determinar las medidas a tomar para evitar que palacio municipal sea el sitio de grave riesgo de contagio. Son poco más de mil personas las que obligatoriamente tienen que acudir a esas dependencias repartidas en los dos edificios. Corren el grave riesgo de contagiarse.

Y si hay cinco que presentan síntomas sin saberlo, solo el personal especializado de la Jurisdicción Sanitaria, el Seguro Social, el ISSSTE, pueden determinarlo para recomendar las medidas a tomar y no se propague más  esa temible enfermedad que al paso que va, va a superar las 100 mil muertes en el país. Hoy son poco más de 91 mil.

Es posible que ese contagio llegue también por todas aquellas personas importanadistas que acuden a las dependencias sin usar el correspondiente cubre bocas, o sea que el contagio llegue de fuera, pero eso corresponde vigilarlo y orientar a la gente, a la Regiduría de Salud y su respectiva dirección, pero  parece que existe desinterés en este aspecto que es de vida o muerte y eso se traduce en una irresponsabilidad gravísima.

Por otro lado, por orden del alcalde Francisco Javier Velázquez, se hizo retornar a personal sindicalizado y aquí cabe hacer la observación que ninguno de los dirigentes de los 3 sindicatos que existen se interesó por exigir que se tomaran las medidas extremas para proteger a sus agremiados, lo que también, es una irresponsabilidad.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com