DESAMPARO

¡ A S Í           E S !

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA

DESAMPARO

El tema ya lo hemos abordado en varias ocasiones, pero vale la pena traerlo de nuevo a colación porque lo que dio mucho para muchos, se quedó sin nada. Es el caso de Poza Rica y su conurbación, de donde todavía se sigue  extrayendo riqueza que no se queda aquí, va a otros lados. Así es con el recurso energético y concretamente con el petróleo. Miles de millones de litros se extrajeron en la época dorada del distrito Poza Rica. Su venta no produjo absolutamente nada para ninguno de los municipios de Papantla, Tihuatlán, Cazones.

No hubo ninguna inversión que se tradujera en impulso urbano para el distrito, acaso limosnas como tramos caminos asfaltados, apoyo para algunos tramos de pavimento para calles, pequeñas ayudas para escuelas. Ninguna obra que hiciera de Poza Rica, lo que hizo de Villahermosa, Tabasco por ejemplo y del entonces Distrito Federal, en fin. Como que la intención de los pasados regímenes políticos en el poder se fijaron siempre en hacer nacer a otro municipio más del norte de Veracruz, fantasma –como lo hizo con Naranjos–, olvidado totalmente por los presidentes de la República priistas y panistas, a los que se les canalizaron miles de millones de pesos para sus campañas políticas.

Ahora con el sistema morenista resultó peor que los otros dos juntos. Hoy la venganza contra los dirigentes petroleros se cobra y con todo. Nada para Poza Rica, cierto, de donde salieron recursos inimaginables para la política, porque para el presidente Andrés Manuel López Obrador, Pemex Empresa Productiva del Estado –PEPE—, antes Petróleos Mexicanos –PEMEX–, solo servirá para financiar sus “obras cumbre” y no le interesa ayudar a los municipios productores.

Hoy, da lástima PEPE, donde todavía se produce petróleo porque el suelo de la región es muy benigno y aún tiene mucho de ese recurso no renovable pero las ganancias por sus ventas, no se traducen en beneficio para los municipios conurbados bajo la disculpa de que la empresa está prácticamente en quiebra, algo que para los diarios capitalinos es noticia importante cada vez que quieren y tildan a los trabajadores petroleros como rémoras, cuando si no hubiese sido por ellos, no hubiese crecido hasta los niveles que llegó y que le dio a México tanto dinero como para impulsar el desarrollo de ciudades de otras entidades y principalmente del entonces Distrito Federal.

Aquí PEPE solo ha causado miseria, pobreza y abandono. Y no fue culpa del saqueo de algunos líderes sindicales sino de verdaderas mafias que regentearon para su beneficio particular, la empresa.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com