HASTA PRONTO FERMÍN

i A S Í            E S!

Por mario NORIEGA VILLANUEVA

HASTA PRONTO FERMÍN

Amigo de verdad, responsable, con un inigualable conocimiento de la empresa, guía de los hoteleros no solo de Poza Rica sino de la región, Fermín Ceballos Torres, donde se le reconocía su trabajo en pro de su sector y de la ciudad donde vivió la mayor parte de su vida. Deja un hueco muy difícil de sustituir tras su lamentable fallecimiento en Guadalajara, Jalisco, hacia donde había sido trasladado al dar positivo a coronavirus y buscando su recuperación.

Nadie como él, para la organización de eventos buscando la superación de su sector y a la vez, el bien de Poza Rica. Quedan por ahí algunos eventos impulsados por él que provocarían de paso, la reactivación económica. Lástima porque vemos difícil que otro empresario les dé continuidad, porque sencillamente no tiene los contactos ni las amistades que Fermín tenía, porque la mayoría de los hoteleros han entrado en una etapa de conformismo, de la cual él, los estaba interesando, impulsando para salir y ver horizontes más promisorios o a modernización de los servicios y otros aspectos fundamentales para triunfar en este ramo.

Lástima, se fue un verdadero impulsor de su sector y de la ciudad. No vemos en el panorama político sectorial y general, a alguien de su capacidad, honestidad, ganas de trabajar   y sobre todo con honestidad. Esperamos equivocarnos y que surja en el sector hotelero o cualquier otro sector, alguien con la capacidad, voluntad, fuerza, entusiasmo para el trabajo y tome el lugar que hoy ha quedado desocupado, libre pero sobre todo, que se interese en continuar con el proyecto que echó a andar Fermín. Y mire que en otras cámaras los hay. Solo es cuestión de que se sacudan la pereza, abandonen la indolencia y le echen ganas.

Sobre todo, que procuren la unidad para que de esa manera no se les haga difícil reunir los recursos que son necesarios para seguir adelante con el aprendizaje  y la capacitación que se necesita para interesar a todos los empresarios  “echar el resto” y poder hacer realidad lo que fue el sueño de Fermín y que beneficiaría no solo a los hoteleros y demás empresarios, sino a todo Poza Rica, que finalmente es la meta: sacarlo del atolladero que le ha heredado la inactividad que desde principios de la década de los 90 ha puesto un pie en el cuello de los pozarricenses y habitantes de toda la región.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com