NO LO QUIEREN

¡ A S Í           E S !

Por mario NORIEGA VILLANUEVA

NO LO QUIEREN

Que no lo acepten en otros lares, a lo mejor pudiera ser quizá hasta disculpado, pero que sea en la tierra de su mismísimo origen, es imperdonable totalmente imperdonable por mucho y que la pareja del presidente municipal anfitrión de veras esté grave o algo así. Un funcionario público sobre todo tratándose del alcalde, tiene que cumplir con su responsabilidad sea como sea porque primero está el pueblo al que gobierna y después, todo lo demás. Se oye fuerte, pero así es, más cuando el asunto que se trató, era el de la seguridad pública.

Se trataba de procurar la paz y la tranquilidad de la ciudad más importante del norte de Veracruz. Déjese de que a Francisco Javier Velázquez Vallejo, le vino holgado la presencia del jefe el ejecutivo estatal, pero es criticable sí, que el que le valió gorro. Fue el pueblo  de Poza Rica y su seguridad, pese al alto grado de incidencia delincuencial que se padece en la ciudad y la región. Se trató de encontrar los canales, métodos, estrategias para enfrentarla y frenar su acción, pero eso no le importó al edil quien sí recibió al gobernante veracruzano, pero solo para disculparse de no poder estar en la reunión donde hubiese sido fundamental su punto de vista y su propuesta, o de plano no tenía algo al respecto y por eso mejor puso pies en polvorosa en forma irresponsable, justificable a lo mejor, pero criticable cuanto más.

Pero quien sí no tuvo hija de abuelita –a lo mejor la estaba festejando–, fue el delegado local de Tránsito, Jesús Ortigoza Pérez, quien con el mayor descaro llegó a la reunión con ¡tres horas de retraso! Y no puede decir que la visita del ejecutivo no la sabía, puesto que es uno de los funcionarios que antes que muchos, conoce el itinerario del gobernador. Ya estaba a punto de terminar la reunión en el auditorio Rafael Hernández Ochoa, donde “le cubría las espaldas”, su segundo de a bordo Alejandro Rodríguez Callejas. Este es quien realmente lleva la batuta en la Delegación y el que se queda con “la tajada de león”, porque al residente en Papantla, si quiere va  a su despacho, si no se le antoja, no hay tos, con mayor razón el “bandido de Río Frío” está presto

Total, que el gobernador oriundo de esta ciudad, comprobó que ni sus principales colaboradores en esta ciudad, lo quieren y eso ya debe preocuparle. Tendrá que usar su poder para enseñarles que con la responsabilidad popular, ¡se cumple! Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com