POZA RICA, SEDE DE LA FIRMA DEL TRATADO POR LA PLURICULTURALIDAD

* En los pueblos indígenas y afrodescendientes radican nuestras raíces, identidades y cosmogonías

Poza Rica, Ver.- “Como nación necesitamos del tratado por la Pluriculturalidad; necesitamos de la labor de los pueblos indígenas y afrodescendientes, porque en ellos radican nuestras raíces, identidades, cosmogonías, porque son la gran reserva de valores de nuestra nación”, expresó a nombre del alcalde Francisco Javier Velázquez Vallejo, el regidor de Educación Jaime Herrera Flores al representar a la primera autoridad en la firma del Tratado de la Pluriculturalidad, llevado a cabo en el Parque Benito Juárez, y que corresponde a un documento que conjuga dos esfuerzos coincidentes de los Pueblos Originarios y Afroamericanos, depositarios de las raíces culturales de nuestro megadiverso país, por alcanzar condiciones de igualdad y abatimiento de rezagos.

El municipio de Poza Rica fue designado sede para la firma de este Tratado, que será trascendente en la vida de nuestro país, en tanto que en el mensaje del alcalde Velázquez Vallejo, se destacó que Poza Rica pese a su corta edad, tiene una historia intensa, y en materia cultural, se señaló que de este pueblo generoso emergieron importantes talentos, como la primera actriz Delia Casanova, la bailarina de Jazz Ema Pulido, el artista Ramón Valdiosera, por lo que se puede decir que el rosa mexicano tiene sus orígenes en Poza Rica, Gabi Vargas, sucesor del Güero Gil, actual requinto de Los Panchos, así como su extinto primera voz Ovidio Hernández también son pozarricenses, los hermanos Castro, Arturo, Jorge y Javier, aquí nacieron como Los Panchitos, además de destacar otros rubros como, la lucha obrera con la Expropiación Petrolera en los 40´s; también con la democratización en México en los 50´s, entre otros logros.

Por su parte durante su mensaje Juan Rozón Hernández, Coordinador Nacional del Consejo Indígena Nacional, indicó que el pasado 8 de Noviembre se otorgó el reconocimiento jurídico a las 68 lenguas maternas con el voto de unanimidad del Congreso Federal, con lo que concluye una parte de las peticiones hechas a los 3 Poderes de la Unión; más aún hace falta el Reconocimiento Jurídico para que “Nuestro derecho a tener nuestro propio gobierno, por usos y costumbres, sea reconocido como legal y legítimo como lo marca el Artículo 2 de la Constitución”.

Agregó que con esta firma de Convenio entre los pueblos originarios y afrodescendientes, quienes fueron nombrados como originarios también hace un año, se abre una nueva puerta para que juntos caminemos a construir lo que será el Senado Indígena, desde donde se seguirá exigiendo de modo respetuoso pero firme, que se salden las deudas del rezago en que este sector vulnerable sigue inmerso.

El evento convocó a la presencia de los Embajadores de la Paz de las 68 Lenguas Maternas y los Pueblos Afromexicanos, estuvo presente el diputado Presidente de la Comisión de Educación y Cultura del Congreso del Estado León David Jiménez Reyes, además de la diputada federal Lizeth Guerra, Ramón Rosas Caro, Director de Educación, Cultura y Deporte, así como Alejandrino García Méndez, Guardián de las tradiciones Tutunaku.

El evento también congregó la presencia de María Esther Gutiérrez Bonilla gestora cultural, defensora del bosque de la Sierra de Puebla, Orlando Vázquez Vallejo, activista por los derechos culturales de la huasteca baja, además de los activistas pozarricenses Francisco Antonio Benavides Cobos, Janeth Marian Alonso Rodríguez, Jerson Antonio Núñez Activista del Medio Ambiente, Susana Marlene Mar Santamarina, activista de derechos humanos y Juan Manuel Alonso Rodríguez, defensor de los Derechos Humanos y Premio Nacional de la Juventud 2014.