¡QUÉ LÁSTIMA!

¡ A S Í          E S !

Por mario NORIEGA VILLANUEVA

¡QUÉ LÁSTIMA!

Cuando Poza Rica, iba rumbo a sentirse orgullosa porque uno de sus hijos –aunque sea momentáneamente, porque tan pronto como nació, se lo llevaron sus padres, a  La Concha, comunidad donde tenían su domicilio–, había llegado al gobierno del estado, ¡moles!, resulta que hoy prefiere que mejor ni se diga que nació en la ex capital petrolera de México, porque todo pozarricense como todo veracruzano sabe que ha resultado una nulidad en el arte de gobernar, por su ineptitud y deseo de volverse millonario en seis años para emular a su antecesor Javier Duarte de Ochoa, quien lleva  hasta ahora el récord de rapiña de un gobernador en contra de su noble pueblo, por eso es que “mejor no digan que es de aquí”.

Así es de bajo el nivel de desconfianza que se tiene hacia Cuitláhuac García Jiménez, el títere de su creador: Andrés Manuel López Obrador, quien en su última visita a Veracruz, ni lo elogió, ni pidió confianza para él como había venido sucediendo en ocasiones anteriores. Hoy AMLO pidió todas las palmas y los elogios para el regordete presunto violador, delegado estatal de Bienestar Manuel Huerta Ladrón de Guevara, a quien crecido en La Concha, hoy odia con odio jarocho, porque siente pasos en la azotea.

¡Qué lástima!, sí que alguien en quien se tenían grandes  esperanzas –al menos los morenistas–, los haya clavado tan lamentablemente al grado de que se sientan avergonzados y lo que menos quieren es que se diga que es originario  de Poza Rica porque desde que las encuestas empezaron a darse a conocer, no sale de los últimos lugares y ya no va más al fondo, porque solo hay 32 gobernadores. Treinta y uno y cuando mejor le ha ido 30, están por encima de él, en cuanto a conocer y saber gobernar su estado. Eh ahí la razón por la cual se acabaron los elogios presidenciales y se dio prácticamente la línea a los morenistas, por dónde va el ma…ndarriazo próximo.

Lástima de verdad, porque si cuando menos Cuitláhuac hubiese tenido tantitas ganas de cumplir bien con su encargo, no estuviera donde está, con apenas el 16.4% de aprobación de su desempeño; apenas el 18.7 le tiene confianza; los empresarios le aceptan en un 13.7; la percepción en salud, es apenas del 13.9; combate  la corrupción 13.1 –¿cómo la ve?–, pero donde si no tiene hija de abuelita es en economía y empleo con un 9.1 y seguridad 11.8. Sí merece el último lugar ¿no?. Ahí lo dejamos para que lo analice y emita su fallo.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com