SEGURIDAD

¡ A S Í          E S !

Por mario NORIEGA VILLANUEVA

SEGURIDAD

La seguridad pública, es un problema que quizá para el gobierno estatal, no tiene solución o sencillamente como parece, no le interesa, ni porque Veracruz, ha sido asiento de varios cárteles que son los que parecen ser dueños del estado. Menos para el gobierno federal, que quitó de tajo el programa fortalecimiento a la Seguridad (FORTASEG)  y retiró definitivamente los pocos recursos que al menos a Poza Rica  le llegaban y que debían destinar a apoyar  y fortalecer ese importantísimo renglón de todo gobierno.

Y no fue un “error planeado” como asegura la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) a través de su representante en Xalapa, Luis Sánchez Ávila, sino más bien deshacer todo apoyo del gobierno federal al estatal y municipal, porque se supone que deben tener sus partidas dentro de sus presupuestos anuales para este rubro, o a lo mejor como aseguran muchos, fue por uno de los tantos caprichos del presidente Andrés Manuel López Obrador, como hizo con el ramo de la educación con quitar de tajo también cancelando, todos los 105 fideicomisos que en su mayoría se supone debían ser destinados a ese ramo y al impulso de la tecnología, lo que hará que México quede más rezagado de lo está en la actualización de esta importantísima área.

Pero centrémonos en la seguridad pública donde Veracruz se ubica entre los primeros lugares en todos los aspectos de ese ramo –crímenes, asaltos, secuestros, femenicidios, en fin  toda la amalgama de actividades y actitudes fuera de la ley–, y que pese a los “laureles” que se ha ganado –y bien ganado–, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, por no ponerle la atención que se debe ni dedicarle los recursos aunque sea mínimos, al combate de la delincuencia organizada que se despacha en Veracruz, con la cuchara grande en tanto, es cierto, hay que aceptarlo, en los municipios como  el de Poza Rica, esos recursos se dilapidaban –eso es–, en la adquisición de unidades móviles último modelo, con aire acondicionado y haciéndole poco caso a la capacitación de los elementos.

Tiene razón Luis Sánchez Ávila, Poza Rica, dejará de percibir aproximadamente 14.5 millones de pesos, para darles comodidad a los jefes policíacos y a la misma tropa pues en varias ocasiones se veían a las unidades ocupadas como  hotel pues como no les costaba la gasolina la mantenían con motor encendido pero aparcada en algún lugar donde los ocupantes se “echaban su siestecita” o bien se utilizaban para ir por el mandado de las esposas de los altos mandos.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com