TENÍA QUE SUCEDER

¡ A S Í           ES !

Por mario NORIEGA VILLANUEVA

TENÍA QUE SUCEDER

Como dice la letra de aquella canción muy bonita de antaño “tenía que suceder…” y sucedió. César Ulises García, le echó el ojo a la ingeniero Patricia Cruz Matheis, desde poco antes que terminara su ejercicio cuatrienal para que lo sucediera y le facilitó todo para que se proyectara, además de haberla cobijado y dado todo el apoyo  que se debe cuando se quiere dejar un sustituto que continúe la obra que no él, sino el PRD –siempre buscando el fortalecimiento de su partido–, ejecutaba en mi natal Coatzintla.

Paty, siempre se dejó querer y al tiempo que aceptaba toda la ayuda que le acercaban para proyectar su imagen como la más viable sucesora de quien cumplía su segundo mandato en el gobierno municipal, se iba fortaleciendo, hasta que resultó la nominada por el PRD Coatzintla, a la alcaldía y posteriormente, no sin algunos sustos con MORENA por el “efecto López Obrador”, que en el vecino municipio a la hora en que los electores acudieron a las urnas, lo hicieron valer punto menos que nada porque el triunfo fue para el partido del sol azteca que alguna vez dirigió a nivel nacional el hoy presidente de México.

Y saben por qué, pues porque el trabajo de César Ulises, fue reconocido por mis paisanos y quedó reflejado en las urnas, otorgándole a un triunfo en el que parecía no creer, porque algunas veces la vimos escéptica y sin creer que ganaría, pues en otros municipios, estaba de manifiesto el avance de MORENA, que definitivamente en Coatzintla, no pudo obtener el triunfo y Paty fue elegida como la alcaldesa –tercera mujer que la liga–, sin mayores problemas pese al escepticismo de muchos perredistas.

El triunfo, lo consolidó sin duda el trabajo preelectoral de la hoy presidenta municipal pero fundamentalmente, era el reflejo de la población que veía la necesidad de no cambiar de sistema porque el perredista, lo proyectó a un futuro tan brillante como ni el PRI que gobernó por muchas décadas. Y su voto mayoritario fue para el partido del sol azteca.

Vinieron ya después unas  desavenencias entre Paty y César Ulises que hizo dividirse al PRD. Y una traición –no puede llamarse de otra manera– se consumó en la disputa por el liderazgo del comité municipal donde las huestes de la alcaldesa, se impusieron a las del líder moral. Ahora, heredarán un panorama muy difícil que posiblemente les haga perder la presidencia municipal.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com