LA CRISIS

¡ A S Í          E S !

Por mario NORIEGA VILLANUEVA

LA CRISIS

Si bien la crisis económica ya la padecía México recrudecida una vez que inició este sexenio, cuando se empezaron a hacer ajustes en el aparato burocrático y en todo lo que oliera a priismo y panismo, incluyendo el ámbito privado donde se suponía que había ligas con la estela de corrupción, que esos sistemas heredaron y donde miles de empleados y trabajadores perdieron su fuente de ingresos. Con eso empezó a resentirse más la recesión de la cual no se ha salido y acaso se ha hecho más grave, porque a la pérdida de empleo siguieron las decisiones y acciones por la pandemia, que ha traído loco a todo mundo y cuyas consecuencias, aún no se han reflejado con todo el impacto que finalmente tendrá.

Los mexicanos se han visto engañados porque primero se les ofreció que se crecería en un 4 por ciento y el resultado fue que en el primer año  no se alcanzó ni siquiera el uno; eso de que la pandemia “nos cayó como anillo al dedo”, lo cual resultó hasta ahora, al revés, porque la política económica sobretodo, resultó un fiasco pues en los hogares, con todo y las canastas, adelantando el doble de los apoyos bimensuales, los pobres están a punto de ser mendigos. Si había más de 50 millones de pobres, si ustedes hacen cuentas, si no se supera los 60, no faltará mucho para llegar, de lo aprisa que se va en ese aspecto.

Ahora, se han puesto –gobierno federal–, la esperanza de recuperación, reactivación o como usted guste llamarle, en el tratado de libre comercio Estados Unidos-México-Canadá, que por cierto ya se inició. Debido a esto el presidente Andrés Manuel López Obrador, va muy gallito según lo ha dicho para ponerse al tú por tú con el deschavetado Donald Trump, presidente de la Unión Americana quien está listo para ponerlo en su lugar. Lo extraordinario es que AMLO debe haberse puesto a estudiar a todo vapor, el idioma inglés porque no tendrá a su lado a un traductor, sería un ridículo, pero ya veremos.

Ojalá que en verdad, el tratado realmente contemple un libre comercio justo y no se parezca nada al  anterior. El encuentro entre López Obrador y Trump, tiene una particularidad, serán dos paranoicos frente a frente, porque esas características tienen tanto el nuestro como el vecino, solo que aquél, se cree el dueño del mundo y éste, actúa como un verdadero tirano. Ya les podremos comentar posterior a este encuentro y el resultado que pueda tener. Ojalá y México no salga tan perjudicado.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com