VIENEN A MORIR

¡ A S Í           E S !

Por mario NORIEGA VILLANUEVA

VIENEN A MORIR

Coincidencia o castigo. ¿Qué se imagina usted que pudiera ser? En esta temporada de “Todos Santos” o “Fieles Difuntos”, menos Hallowen o “Noches de brujas” –esta es una costumbre extranjera que ha metido los vecinos del norte–, parece que puede romper récord en ahogados en las playas de la región –Tuxpan, Papantla, Tecolutla, Casitas–, así como los ríos Tuxpan y Cazones, porque vaya que si ha habido en todos esos lados, de acuerdo con las informaciones de los diferentes medios de comunicación escritos, hablados, televisivos y virtuales,

Desde antes de este fin de semana cuando se celebra “Todos Santos”, los medios de comunicación dan cuenta de personas ahogadas provenientes de otras latitudes en los lugares que ya les mencionamos. Decíamos que puede tratarse de una coincidencia, porque coincide con la desobediencia a las orientaciones de las autoridades de Protección Civil, Marina y demás, que oportunamente cuando los visitantes llegan a disfrutar de la frescura de las playas para que lo hagan con seguridad, generalmente, no hacen caso y es cuando suceden los accidentes funestos.

Es cierto, hay casos en los que los elementos de cualquiera de las autoridades que mencionamos, han logrado el rescate de algunos, pero no es el chiste porque todo se evitaría si se obedecieran las instrucciones que cuando llegan se les dan, eso haría que los visitantes que luego no conocen las playas de la región  en sus sitios más peligrosos y los que los bañistas deberían eludir, es decir, no incursionar por ahí. Disfrutarían mejor de sus vacaciones.

Castigo, porque la mayoría de los que vienen, lo hacen bajo su propio riesgo, porque los centros de trabajo para los cuales laboran, los patrones les han dado la oportunidad de guardarse en casa para no correr el riesgo del contagio por el coronavirus, ellos salen no solo cerca de donde viven, sino que se vienen por esta región, salen de la ciudad donde residen y se vienen por este rumbo o por otros lugares paradisiacos para superar el aburrimiento de estar encerrado y solo vienen a morir por acá.

Es conveniente que  si salen, observen todas las medidas de prevención que les formulen  quienes conocen bien, en este caso, las playas de la región, porque sí, son hermosas, agradables por sus frescas aguas, tienen puntos donde no se debe nadar por el riesgo que representan, y más si quienes se meten pasando por alto las recomendaciones, no conocen los riesgos.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com